Archive | julio 2007

Identifica la música

Hola¡

Bueno, esta vez traigo una página web muy eficiente a la hora de buscar y encontrar música.

Se trata de Midomi, web que nos permite, con sólo tararear la canción que deseamos, encontrar el tema que tanto nos gusta y no sabemos su nombre.

También nos permite subir piezas creadas y unirlas a una comunidad online que la valorará.

Midomi

Muse x3

Dos nuevos vídeos de este grupo, al que francamente me estoy aficionando. Las canciones son simplemente espectaculares, y los vídeos, originales sin duda.

Muse x3

Supermassive Black Hole (Tema del FIFA 07 también)

Time is running out

Hysteria

A disfrutar¡

Encuentra tu foto

Bueno, hace poco descubrí una muy buena página de almacenamiento de fotos y de exposición de éstas, se trata de flickr.

En un primer contacto, creía que era una web únicamente para alojar fotos, pero nada de eso, flickr contiene grandes (gigantescos) espacios de fotos de diferentes temas, haciendo de ella una web muy buena para cualquier curioso que quiera ojear fotos, o un photoshopero que esté buscando materia.

Flickr

¿Y tú que escuchas?

Hola¡

Vengo para informaros de una página que recoge lo que escuchas a lo largo del tiempo, denotando tus tus gustos musicales y las canciones que más te gustan.

LastFm

Artículo de Opinión

Un artículo que escribí para mi revista. Trata sobre el abuso de las publicaciones impresas de juegos sobre los compradores.

Corrupción impresa
Anónimo

Cuentas nervioso los días que faltan, la información escasea y es tu única vía de escape para enterarte de las noticias más frescas del panorama “consolero”. Por fin llega el día, bajas a toda prisa suspirando por tu ansiada revista. Después de unos minutos, es tuya, únicamente tuya, tu mundo y vista se centra en ese manojo de hojas sujetas, repletas de información suculenta y ansias de informarte. La destapas con una rapidez inaudita, ojeas la definida portada, su diseño, sus titulares deseosos de ser leídos. Ahora diriges tu vista hacia el interior, el número de páginas parece suculento, piensas en las toneladas de información que tendrás al final de la lectura de la revista, lees ansioso los diferentes ríos de tinta referentes a los videojuegos, quieres saber cuáles son los juegos que despuntan, qué novedades traen los próximos meses, y tener un referente a la hora de elegir ese juego que hace que tu cuerpo se tambalee dudoso por cogerlo.
Ahora miras el análisis de ese juego tan ansiado, la crítica lo alaba, y parece que nada puede obstaculizar que finalmente te hagas con él. Pasas las páginas y encuentras su imponente título en grandes letras, imágenes, comentarios, todo parece perfecto, y te decides a empezar tu travesía lectora. Para empezar, ves que el tamaño del análisis es francamente pequeño, 8 escuetas líneas, 4 a cada página. Sigues de todas formas, la ilusión rebasa esas fronteras y te dispones a leer. Empiezas, el análisis no parece muy detallado, las diferentes secciones son cortas y sin hacer demasiado hincapié en sus respectivos puntos, de todas formas, continuas tu lectura. Al final, te encuentras con el apartado clave: Conclusión. Revisas rápidamente las diferentes puntuaciones en cada aspecto, tu asombro no puede ser más notorio, las notas son bajas, realmente bajas, y las explicaciones por parte de la redacción son inexistentes. Tu duda cada vez se hace más grande, qué hacer, ¿comprar o no?. Suspiras por una solución.
La revista de nuevo no soluciona nada.
Con este texto introductorio he decidido empezar mi reproche a las revistas impresas, con ese mismo texto que se refleja en la cabeza de cada usuario que consume este medio, y que cada vez que ojea su revista favorita sólo encuentra un mar de sandeces y de preferencias.
Me refiero a aquel medio que se degrado hace tanto, al de “toda la vida”. Degradarse en el más amplio sentido, ya que por más que lo intento, no consigo encontrarle norte a las declaraciones que sueltan a gritos los redactores de las distintas revistas.
Para empezar a entrar en materia, nos encontramos con un lenguaje impropio para lo que se presupone que debería predominar en una revista. En vez de hablar con seriedad, nos encontramos con un lenguaje infantil y quizás absurdo y vergonzoso en algunas ocasiones, pudiendo encontrar expresiones tales como “Hiper-mega”, “Qué flipas”. No se exige una escritura seria y fría, pero por lo menos una medida justa entre infantil y registro estándar. Ya sé que una parte del público que sigue este tipo de revistas tiene una edad corta, pero también hay que pensar en los que ya quieren algo más serio, y desean dejar de lado esa escritura que les recuerda a sus años jóvenes.
En segundo punto, tenemos los análisis, esos textos que en su origen tenían la intención de informar al consumidor de si su compra sería acertada o no. Pues tras una larga experiencia, y la sensación de que no mejoraba en ningún aspecto este apartado, me veo en la obligación de declarar que no, que estos “semi-comentarios” no ayudan en nada a la elección de un juego, o simplemente que te dieran una ligera idea de qué trata el título, pero se puede decir sin ningún tipo de remordimiento que no es así.
Empezando por unos textos más que escuetos : los análisis cortos 2 párrafos de 7-8 líneas cada uno (contando que son párrafos pequeños, y la imagen central ocupa media página), mientras que los “extensos” (suelen ser las novedades más potentes) apenas ocupan 4 párrafos, resultando bastante desnutridos de información.
Otro punto a recalcar en los análisis es el poco orden que siguen estos, cruzando ramas de todos los apartados y comprimiéndolas en el análisis. Tan pronto podemos encontrarnos un detalle del apartado gráfico como la novedad de la inclusión de nuevas melodías. Un caos en muchas ocasiones.
Por último a destacar en la crítica de juegos, nos encontramos en muchas ocasiones con las famosas y abultadas puntuaciones, resultando ridículas en algunos casos. Las puntuaciones abultadas más comunes suelen ser las de “pasada”, es decir, como pasar de un juego bueno a uno que pasará a la historia, o hablando en términos numéricos: partiendo de un juego de 80 (juego bueno, pero sin grandes alardes) alcanzar un título de 90-95 (gran juego-must-have). No hace falta decir que estas puntuaciones tienen una credibilidad más que dudosa, ya que en varias revista del mismo sector, y analizando un mismo juego, las puntuaciones suelen ser, cuanto menos, dispares, obteniendo “muy buenas” y “buenas”, éste último rasero de puntuación el más usado, puesto que el “Malo” no se estila.
Sacando el tema del rasero con que se puntúa a los videojuegos, es inevitable sacar si realmente la medida con la que se califica a los videojuegos es justa, por que en este medio tan disparatado últimamente, la cuestión de criterio se ha esfumado, dejando tres tipos de juego: malos, buenos y excelentes. Teóricamente, y como es costumbre, en una consola suele haber de todo, desde títulos que pasarán a la historia a juegos retorcidamente malos, pero en las revistas profesionales impresas del sector, éste segundo termino ha perdido todo su valor, y no es considerado apto. Pruebas no hace falta aportar, basta con ver cualquier revista, por muy rematadamente malo que sea un juego, un punto positivo siempre sobresale en él, levantándolo y devolviéndolo a un mercado en el que NO debería estar.
Ahora entramos en el terreno de los favoritismos y predilecciones hacia compañías determinadas. Este campo puede llegar a los límites de ridiculez más insospechados, en función de la preferencia que tenga una revista hacia una determinada compañía.
Nunca encontraremos una revista oficial desprestigiando a su consola, nunca encontrarás a ninguna revista pasarse de la raya, por muy grande que sea el error de una compañía. Y lo más importante, ningún artículo que declare la verdad sin ningún tipo de tapujos, verá la luz, y si lo hace, rara vez será.
La preferencia de las diferentes revistas se puede ver patente, a simple vista, por contenidos, calificación y comentarios. El primero, se puede ver fácilmente, basta con ver hacia que consola se dirigen las miradas en todo momento, dejando a las demás en un segundo plano bastante peculiar. El segundo punto es fácil de apreciar, sólo es ir al apartado de calificaciones, los análisis, y ver qué consolas las consolas mejor “colocadas”. Un ejemplo claro es un análisis multiplataforma, donde las dos versiones de dos consolas diferentes son analizadas, quedando todo el protagonismo acumulado en una, y dejando a la otra en una faceta meramente de relleno. Lo irónico de este asunto, es que la consola calificada con el análisis más detallado suele ser una consola situada y veterana, mientras que la consola de Next-Gen, que teóricamente tiene una mayor importancia, suele tener un espacio reducido. Después, nos encontramos con los comentarios, que pueden formar parte de una opinión global, lo que les quita “hierro”, factor clave para que no asuma demasiada importancia y no pueda ser calificado de favoritismo. Estos comentarios se suelen expresar en preguntas, por ejemplo, de multiplataformas. Dejando una conversación semejante a la siguiente:

– ¿X juego va a salir para tal consola?
– Tonterías, eso es únicamente un rumor sin fundamento alguno.

Por costumbre, al cabo de una semana se confirma, el juego finalmente será multiplataforma.
Con este resumen, labrado a base de experiencias nefastas con las revistas, pretendo demostrar la falta de seriedad que ha sufrido este sector. Con pruebas más que suficientes, se consigue demostrar la verdadera realidad de este medio, distorsionado sin duda, y que no aporta nada más que confusiones y favoritismos. Sin duda, mucho queda por mejorar, la actualidad de los videojuegos necesita ser cubierta, y no tergiversada y manipulada al gusto, igual que la crítica de un título. Que los redactores piensen, y se pongan en la carne de un jugador-comprador inexperto, que no tiene claro un título, ¿ Es justo que un juego mal puntuado sea puesto como un gran título?, la respuesta es rotunda. Nadie quiere favoritismos, nadie quiere que le digan lo que quiere oír, se trata de un medio profesional, y por lo tanto, se debe respetar a los consumidores, y sobre todo, a los videojuegos, creadores de este mundillo que nos entretiene.
Espero que algún día, las revistas recuperen el norte, que desgraciadamente han perdido.

Mini-Fútbol

Un minijuego para pasar el rato.

Teniendo reciente el mundial de sub’20 es un buen momento para alzar a España como campeona.

A jugar

El cuarto Reich se inspira en El Canto del Loco.

Así es.

Un grupo neonazi le ha dado a la música típica de quinceañeras y demás, El Canto del Loco, y ha compuesto su propio estilo de la canción “Volverá”. Atentos, pura poesía para el oído.

Noticias al compás de los videojuegos

Hola¡

Bueno, como se puede apreciar en el menú, arriba de “Top Clicks”, he colocado una nueva mejora, que espero que guste.

Se trata de un canal RSS de Meristation, para entendernos, las últimas noticias que publique Meristation sobre videojuegos inmediatamente llegarán aquí, a modo de enlace en el menú.

Espero que guste la mejora y si surte efecto, iré poniendo de diferentes temas.

Me gusta ésto del RSS 😛

¡ Apalea al zombi!

Mi nueva joya en X360 en estado puro.

Dead Rising: un periodista, centro comercial, zombis…Perfecto.

Es mi centro de ocio en estas mañanas calurosas, apalear zombis y encontrar pistas nunca pudo ser tan divertido.

Los gráficos derrochan calidad, quién me iba a decir que una consola podía mover tantos objetos en pantalla…

Un auténtico must-have, y al magnífico precio de 29’95€.

Para descargar adrenalina y pasar un gran rato.

Scan de Killzone Next-Gen

¡ Por fin!.

Sin más dilación, la captura de Killzone que se ha filtrado, luciendo palmito en next-gen, y ofreciendo como se  aprecia un juego de luces bárbaro:

Se ha ganado un hueco para wallpapers en PSP…